Según información de Reuters, ZTE ya no venderá más teléfonos en todos los mercados internacionales donde tiene presencia después del veto que fue impuesto por los Estados Unidos a la compañía hace varios semanas por haber vendido componentes tecnológicos norteamericanos a Irán.

La información fue revelada por la propia compañía en el continente asiático, mencionando lo siguiente:

“Como resultado de la orden de denegación, las principales actividades operativas de la compañía han cesado. A partir de ahora, la empresa mantiene suficiente efectivo y se adhiere estrictamente a sus obligaciones comerciales sujetas a las leyes y regulaciones”.

ZTE no solo es una de las compañías que tiene una importante cuota de mercado de smartphones en algunos países, sino que también es una de las empresas de telecomunicaciones más importantes del mundo junto con Huawei, que también está siendo investigada por prácticas comerciales con Irán.

Diversos analistas han mencionado que será muy complicado para ZTE mantenerse como una empresa competitiva con esta prohibición, pues de momento no puede ser suministrada por componentes electrónicos y tecnológicos de los Estados Unidos.

A pesar de que el gobierno chino ha solicitado a los Estados Unidos que se levante el veto a ZTE, parece que el gobierno de Donald Trump se mantendrá firme en su decisión.

Un empleado de ZTE dijo a Reuters que el personal se estaba reportando a trabajar normalmente, pero sin mucho que hacer. Dicho trabajador no quiso ser identificado, y recalcó que los viajes de negocios habían sido detenidos.

Según la fuente, la empresa ha comunicado a sus distribuidores que paralicen la venta de móviles de su marca y ha retirado también los enlaces en las páginas web de su propiedad donde se podían adquirir los smartphones.

¿Qué pasa con México?
Bueno, ZTE ha dejado claro que esta decisión aplica para todo los mercados donde opera, en el que está incluido México, sin embargo, nos hemos comunicado con la empresa en nuestro país para obtener algún comunicado o declaración oficial, aunque de momento no hemos tenido respuesta.