YouTube sigue volviendo más agresiva su estrategia para monetizar la plataforma de videos más grande del mundo. De acuerdo con un nuevo reporte del canal especializado Creator Insider, la marca propiedad de Google introducirá aún más anuncios en su versión gratuita a partir de este lunes 27 de agosto; y será de la peor clase, los que no se pueden saltar.

Esto significa un cambio sustancial a la política actual de YouTube, que solo permitía a ciertos canales introducir este tipo de anuncios que no se pueden cortar. Ahora serán mayor en número y existirán en toda la plataforma.

La medida es una espada de doble filo ya que, por un lado, permitirá a los creadores obtener un poco más de dinero por sus videos ya que la plataforma cobra más caro a las empresas los anuncios que no se pueden saltar; pero, por el otro, los usuarios rechazan con mayor firmeza los anuncios y los anuncios no saltables supone el riesgo de que la audiencia simplemente decida no ver el contenido.

Ante la incertidumbre manifestada por algunos generadores de contenido respecto a esa posibilidad, un vocero de YouTube aclaró al sitio Mashable que los creadores pueden controlar que tipo de anuncios se despliegan antes de sus videos mediante herramientas que permiten bloquear a anunciantes específicos y categorías de anuncios completo.

Como parte de la estrategia de YouTube existió YouTube Red, ahora YouTube Music, la opción pagada que no incluye anuncios, aunque muchos usuarios optan por consumir videos en la opción libre original. Así que amigos de unocero, si acostumbran escuchar música o ver contenidos en la plataforma de Google, tendrán que trabajar en su paciencia.