Bueno, hasta que algún ingeniero o directivo de Google no nos diga la razón del por qué están creando este nuevo sistema operativo, les compartiré mi hipótesis con base en lo que se de este proyecto.

Por como veo las cosas, Fuchsia OS sí podría ser el reemplazo de Android, pero únicamente para los dispositivos “Made by Google”, es decir, todos los de la familia Pixel.

¿Por qué lo creo? Porque no debemos olvidar dos cosas, que Google quiere competir con Apple en el sector de productos premium, así que un sistema operativo exclusivo más cerrado y que lleva todas las ventajas de Android le ayudaría a crear un ecosistema que pueda competir contra el bien valorado ecosistema de Apple. Por otra parte, no debemos olvidar que los Google Pixel cuentan con funciones exclusivas que no vemos en otros dispositivos Android, es decir, desde este momento Google ya está segmentando Android, dándole prioridad a sus equipos, situación que podría molestar a algunos fabricantes.

Google no puede sustituir Android así como así
La idea de un sistema operativo llegue a sustituir Android en este momento me parece improbable por todos los beneficios que tiene Google de sus sistema operativo. En primer lugar los usuarios tendrían que acostumbrarse a un nuevo nombre y funcionamiento, situación que le llevaría a la compañía a gastar una exorbitante cantidad de dinero en publicidad y atención al cliente.

Por otro lado, ya dijimos que Fuschia OS no tiene núcleo Linux, y la razón por la que no fue así ( y ya expliqué) me parece es la que más lógica tiene, así que no tendría sentido crear un nuevo OS (tal y como están las cosas al día de hoy con Android) si va a funcionar de la misma manera.

No debemos olvidar que Google distribuye Android de manera gratuita a los fabricantes, ellos no ganan ni un centavo por eso, pero a cambio, las marcas deben integrar las famosas Google Apps en sus teléfonos, por lo que Google sigue beneficiándose de millones de usuarios que usan sus servicios a diario, y es de aquí de donde genera ingresos multimillonarios.

¿A qué voy con todo esto?, a que pienso que Google seguirá trabajando en Android y ofreciéndolo a los fabricantes como sucede hoy en día, sin embargo, también tendrá un grupo de ingenieros que seguirán su rumbo con Fuchsia OS, pues este equipo sólo tendrá que probar que todo funciona bien en los dispositivos de la familia Pixel.

Hace algunos días se descubrió que Fuchsia OS tendrá la capacidad de ejecutar aplicaciones Android, así que los desarrolladores no tendrán que trabajar en aplicaciones para Fuchsia OS, pues seguirán enfocados en trabajar como ya lo hacen, así que ni la empresa, ni los desarrolladores, ni los usuarios saldrán perjudicados de esto.

¿Android y Fuchsia OS convivirán en el mismo mercado?
Sí, me parece que lo harán, Google seguirá trabajando y distribuyendo Android para los fabricantes como lo hace hoy en día, y tendrá un sistema operativo exclusivo de sus Google Pixel

No será hasta dentro de 5 o 10 años cuando la empresa pueda decidir tomar un rumbo diferente, todo depende de cómo se mueva el mercado, pues no debemos olvidar que fabricantes como Samsung o Huawei quieren depender menos de Google con sus propios sistemas operativos, no se si algún día puedan convertirse en una opción fuerte contra iOS y Android, pero la intención ahí está.