Stranger Things es una de las series que más ha conquistado corazones y no es de sorprenderse dado que sabemos que se caracteriza por utilizar referencias constantes sobre la década de los 80 apelando a la nostalgia, además de su intrigante historia de suspenso de la mano de un grupo de niños con virtudes, complejos y miedos.

Recientemente, Netflix anunció la llegada de una tercera entrega y ahora tenemos más detalles sobre su narrativa. El productor ejecutivo, Shawn Levy, reveló algunos datos interesantes a los que se enfrentarán todos los habitantes de Hawkins, el Upside Down y la historia entre los niños.

Antes que nada, es importante mencionar que la tercera temporada estará situada en el año 1985, por lo que veremos constantes referencias sobre Volver al Futuro (por haberse estrenado durante ese año), algo así como lo que vivimos con Caza Fantasmas y la segunda temporada.

Algunas situaciones han quedado inconclusas, pero Levy adelantó que los personajes de Eleven y Mike continuarán viviendo momentos intensos de amor; tomando en cuenta toda la complejidad a la que los adolescentes se enfrentan en este tipo de temas. Sin embargo, su relación será inestable.

“La relación de los personajes que interpretan Millie Bobbie Brown y Finn Wolfhard es inestable. A esa edad, no pueden ser relaciones sencillas y estables, por lo que hay un punto de diversión en esa inestabilidad”, explicó el productor ejecutivo.

A su vez, Max y Lucas también tomarán protagonismo en su propia historia de amor, pero con algunas variantes y ciertos matices inesperados. Levy aseguró que también tendremos más de Steve Harrington, interpretado por Joe Keery, un personaje que logró tomar mayor terreno en la segunda temporada.

Apenas está comenzando la producción de Stranger Things, por lo que desconocemos más detalles al respecto. Tampoco sabemos la fecha exacta de su llegada, pero debemos ser pacientes para esperar el anuncio. ¿Te emocionará ver una tercer temporada de la serie de Netflix?