Twitter era considerado prácticamente un muerto viviente. Su reacción tardía para implementar cambios en su plataforma, el estancamiento prolongado en reclutar nuevos usuarios y su fuga de capital convencieron a muchos de que era cuestión de tiempo para que la empresa creada por Jack Dorsey terminara por bajar la cortina o ser absorbida por otro gigante de Internet.

La red social pionero del microblogging reportó su segundo trimestre rentable este miércoles y superó las estimaciones de analistas para ingresos y usuarios mensuales activos. Según el informe, Twitter znotó una ganancia neta de 61 millones de dólares, u 8 centavos por acción, en el primer trimestre, que se compara con una pérdida de 61.6 millones de dólares, o 9 centavos por título, en el mismo período del año pasado, lo que representa un crecimiento de 21%.

Este repunte se debe principalmente a que los anunciantes en Asia y otros mercados fuera de Estados Unidos comenzaron a utilizar más los avisos por video de la red.

También los usuarios de la plataforma crecieron en ese periodo, cuando pudieron elevar la cifra de 330 millones de usuarios activos mensuales, heredada del periodo anterior a 336 millones de cuentas activas, es decir, que la visitan una vez al mes.

“El primer trimestre representó un fuerte comienzo de año”, declaró Jack Dorsey, consejero delegado de Twitter, destacando el crecimiento de la audiencia y el compromiso de los usuarios, así como los progresos realizados por la empresa a la hora de abordar retos como la calidad y seguridad de la información.

De cara al segundo trimestre, Twitter confía en alcanzar un resultado de explotación ajustado de entre 245 y 265 millones de dólares, mientras que en el conjunto de 2018 espera llevar a cabo inversiones de entre 375 y 450 millones de dólares.