Brian Krzanich dejó el cargo como CEO de Intel y miembro del Consejo de Administración.

“Intel fue informado recientemente de que el Sr. Krzanich tenía una relación consensuada en el pasado con un empleado de Intel”, precisó la empresa en un comunicado.

La decisión fue tomada tras el resultado de una investigación realizada por un abogado interno y externo que ha confirmado una violación de la política de no confraternización de Intel, que se aplica a todos los gerentes.

NO IBA CON POLÍTICA INTERNA

“Dada la expectativa de que todos los empleados respeten los valores de Intel y se adhieran al código de conducta de la compañía, la Junta ha aceptado la renuncia del Sr. Krzanich”.

La Junta ha nombrado al Director Financiero Robert Swan como CEO interino, con vigencia inmediata.