El reciclado de diferentes materiales ofrece gran cantidad de ventajas para las empresas, además ambientales y sociales, también las hay económicas.

La Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), indica que la industria del reciclaje en México está valuada en tres mil millones de dólares anuales y crece alrededor de 10 por ciento anual.

Por su parte, el Instituto Nacional de Ecología afirma, “el reciclaje de algunos residuos es una alternativa viable. En la jerarquía del manejo final de residuos, esta actividad se sitúa en primer lugar ya que se considera que hay que buscar en primera instancia reciclar los residuos antes que cualquier otra forma de manejo final”.

Sin embargo, en el país, no se aprovechan los beneficios que pueden obtenerse del reciclaje y los residuos que se generan; según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) apenas se reutiliza el 11 por ciento de las 86 mil toneladas de basura que se generan al día en el país.

Una de las grandes causas de este desaprovechamiento del reciclaje, es la falta de infraestructura en el país, en comparación con otras grandes ciudades.

En cuanto a la materia prima, el cambio de desechar a reciclar, puede marcar una gran diferencia; ya que la reutilización de materia prima supondría un ahorro sin renunciar a la calidad, además de ayudar a llevar una gestión más ecológica y eficaz de los recursos disponibles dentro de una empresa.