Internet es fascinante, pero lo que ha vuelto adorable es su faceta como fuente inagotable de humor, y buena parte de esta virtud se debemos a los memes. Esas oportunísimas imágenes que son capaces de dotar con un lado irrisorio a todo asunto, por más serio o dramático que parezca. Son imprescindibles.

Pero al parecer un grupo de legisladores europeos no opinan lo mismo. La Directiva de Derechos de Autor de la Unión Europea buscará proteger la propiedad intelectual de aquellos que suban su contenido a la red, algo que, naturalmente, significaría que prohibirán los memes. Así como lo leen queridos.

Será este mes, del 20 al 21 de junio, que la Directiva de Derechos de Autor y el Parlamento Europeo tendrá que votar si aprueban o no el controvertido Artículo 13. ¿De qué trata? Según los activistas de Save Your Internet, se trata de un intento por censurar todo lo que se comparte en la red, pues daría mucho poder a las grandes compañías, ya que tendrían el control sobre lo que se puede publicar en internet.

Duras protestas
Por supuesto que las protestas no se han hecho esperar, de acuerdo a activistas, el artículo 13 de la nueva directiva de copyright podría “destruir el internet como lo conocemos”, además de darle control a las corporaciones de lo que hacemos y vemos en línea.

Los activistas señalan que las duras leyes de copyright dañarían directamente el compartir contenido de parodia y “memes”, que en muchas ocasiones son creados a partir de contenidos de terceros.

Yo te lo juro que yo no fui
Los miembros de la Comisión Europea dicen que lo que ellos buscan no es censurar internet, sino que los autores, periodistas y editores reciban un justo pago por su trabajo.

Entonces, según ellos, buscan que la gente creativa sea recompensada por su trabajo y para nada tiene que ver con censura; sin embargo, poco se les puede creer, sobre todo en estas fechas donde el contenido en internet tiene bastante repercusión fuera de la red.