Amazon lanzó en 2014 al mercado el Echo, un altavoz inteligente con el que los usuarios comenzaron a relacionarse con comandos de voz y de forma natural con un sistema con inteligencia artificial. La compañía ha ido mejorando el alma de este altavoz, Alexa, para dotarlo con mejores funciones y formas de relacionarse, sin embargo, la compañía va a ir un paso más allá: desarrollar robots domésticos.

Según han informado fuentes conocedoras del proceso a Bloomberg, el gigante de la computación está desarrollando un proyecto secreto por el que busca comenzar a llenar los hogares de robots que ayuden en tareas domésticas.

En un primer momento serían probados por los propios empleados deAmazon a finales de este año y, en principio, el plan es que comience a llegar abiertamente a todos los consumidores en 2019, aunque la planificación puede sufrir variaciones, según avance el desarrollo.

No está claro qué tareas podría realizar el robot doméstico de Amazon, aunque personas familiarizadas con el proyecto especulan con que podría ser una especie de Alexa que acompañará a los usuarios por el hogar. En concreto, el proyecto Vesta, incorpora una serie de sensores, cámaras y software de visión espacial lo que le permitiría al robot moverse por la vivienda de la misma forma que un coche autónomo se desenvuelve en carretera.

El robot está siendo desarrollado por Lab126, la división de hardware de la compañía que ha llevado a cabo el Kindle, el Fire TV, el fallido Fire Phoneo los propios altavoces inteligentes Echo.

El lanzamiento de un robot doméstico se engloba dentro de la estrategia de la compañía de lograr un hogar cada vez más inteligente. Y es que además de haber conquistado las casas de los estadounidenses con sus altavoces potenciados con Alexa, la compañía también ha lanzado al mercado una cerradura conectada con el teléfono o videocámaras vinculadas a una aplicación móvil.