Hay veces en está vida donde tienes que voltear y retomar algunos de los éxitos del pasado. Para muestra toda la pujante industria de la nostalgia. Pues ahora Netflix podría tomar un rumbo inesperado, porque después de ser el gran precursor de la industria de los contenidos por streaming, la compañía podría crear su propia cadena de cines para proyectar las decenas de filmes originales que produce por año.

De acuerdo con un reporte del diario estadounidense Los Angeles Times, Netflix está estudiando la compra de salas de cine en Los Ángeles y Nueva York. De momento, según fuentes que cita el diario, habría entrado en contacto con la cadena Landmark Theatres, propiedad del mediático empresario Mark Cuban.

Aunque las salas de Cuban no son la única opción para Netflix y su CEO, Reed Hastings. De acuerdo con otro reporte de Variety, la compañía de streaming está interesada en contar con espacios propios para proyectar sus películas, sin importar de dónde provengan. No es la primera que suena está idea, ya se había comentado al respecto cuando el Festival de Cannes decidió expulsar a Netflix de la competencia por no cumplir su regla de que todos los filmes concursantes tenían que haber sido proyectados en salas de cine, principalmente de Francia.

También el mes pasado, Steven Spielberg dijo que la películas de Netflix no deberían competir por los Oscar por su carácter meramente teatral. “Ciertamente, si es un buen espectáculo, merece un Emmy. Pero no es un Óscar”, dijo el cineasta 14 veces nominado al Oscar y cuatro veces ganador de la estatuilla.

Lee también: Verás los avances en Netflix con formato de “historia”

Netflix anunció que para 2018 tenía proyectado invertir más de 8,000 millones de dólares en la producción de contenido original, que incluía al menos 80 filmes.