Grasshopper fue creada por los geeks de Área 120, el centro de investigación para productos experimentales de la empresa californiana, en donde se gestan productos y servicios innovadores que verán la luz en el futuro próximo.

La app presenta varias etapas con desafíos simples y tareas atractivas, y después hará preguntas sin que parezca un examen final del colegio.

Todos los desafíos y tareas tienen una apariencia amable y divertida, como si se tratara de un videojuego que se disfruta camino a la escuela o al trabajo, o cuando se cuenta con un tiempo libre durante el día.

Gracias a Grasshopper, se tiene un acercamiento a la plataforma JavaScript, un fabuloso terreno en donde se crean las funciones básicas de un software. Si surgen dudas en alguna etapa, hay un foro en el que se pueden hacer preguntas a otros usuarios. Todo el contenido está en inglés.

La aplicación funciona para introducirse en la programación y sus alcances, de tal manera que al finalizar las tareas, es posible continuar con clases más avanzadas en la plataforma Coursera, que cuenta con miles de cursos online gratuitos.

Grasshopper es compatible con cualquier tipo de móvil iOS y Android. De tener éxito, es posible que se extienda a las computadoras y que mejore sus tareas y diseño para atraer a más público.

Vale la pena decir que la app –que en español significa saltamontes o chapulín– hace referencia a Grace Hopper, una científica y militar estadounidense que fue pionera en el mundo de la programación y que, entre las décadas de los 50 y 60 (antes de que el hombre llegara a la Luna), desarrolló el primer compilador para un lenguaje de programación.