Las acciones de Nike alcanzaron su máximo histórico esta semana, mientras se apuntaba a un repunte de las ventas en línea de la gran marca de artículos deportivos, tras su campaña publicitaria protagonizada por Colin Kaepernick.

Las acciones de Nike, valor estrella del índice Dow Jones, finalizaron en 83.47 dólares por papel el jueves, el precio de cierre más alto de su historia, lo que provocó aplausos en Twitter de la estrella del basquetbol y autoproclamado #NikeLifer LeBron James.

El nuevo récord llegó 10 días después de que Nike presentara una nueva campaña de marketing bajo su clásico slogan Just Do It encabezada por Kaepernick, quien se vio excluido de la NFL, tras protestar por el racismo de las fuerzas del orden en EU.

Las acciones de Nike subieron ligeramente a 83.51 dólares al mediodía del viernes.

La campaña fue reprobada por algunos en redes sociales, donde varios usuarios amenazaron con boicotear a Nike, mientras que otros consumidores publicaron videos en que destruían su mercancía e incluso el presidente de EU, Donald Trump, se sumó a las criticas.

Apuesta por ‘millenials’

Pero muchos anunciantes la han considerado una apuesta inteligente de cara a mayores ventas por parte de la generación de millenials y consumidores fuera de la población de raza blanca, una teoría que por ahora respaldan los datos recopilados.

Las ventas en línea de Nike aumentaron un 31% desde el domingo hasta el martes durante el fin de semana festivo del Día del Trabajo que incluyó el anuncio de Kaepernick, inmediatamente viral tras ser objeto de burlas en las redes sociales la noche del lunes 3 de septiembre.

Durante el mismo periodo en 2017, el aumento fue del 17%, según datos de Edison Trends.

En el transcurso de los seis días que terminaron el 9 de septiembre, las ventas en línea de Nike cayeron un 9%, menos que la caída de 32% experimentada en el mismo tramo del año anterior.

“Hubo especulaciones de que la campaña de Nike y Kaepernick conllevaría una caída en las ventas, pero los datos no respaldan esa teoría”, comunicó Edison Trends a través de un portavoz.

Los datos mostraron un aumento en las ventas en línea de Nike en algunos estados más progresistas, como Maryland y Nueva Jersey, mientras que cayeron bruscamente en algunos de los estados más conservadores, como Idaho y Wyoming.