Por eso es que Facebook habilitó una función que le permite a sus usuarios heredar sus cuentas si es que que mueren. Suena tétrico y algo intenso, pero en realidad es bastante útil. Y es que cuando heredas tu propiedad en FB, le das cierto poder a la persona que elijas para que modifique tu información o de plano borre todo rastro de tu perfil.

La buena noticia es que entre el “valor” que pasas a tu beneficiario, tus secretos permanecen a salvo porque el heredero no podrá ver tus mensajes privados; sin embargo, sí tendrá chance de modificar otras cosas.

Recuerda que Facebook ya tiene establecido que si el usuario no ejecuta ninguna acción especifica que deje claro su voluntad sobre tu perfil, la cuenta se volverá conmemorativa en caso de que se notifique la muerte del titular y nadie podrá ejercer acciones sobre ella.

También existe la posibilidad de activar una función que elimina la cuenta en caso de que se notifique la muerte del titular.

Guía para heredar tu cuenta de Facebook
Lo primero que tienes que hacer es pensar quién podría quedarse con tu perfil. Para seleccionar un Contacto legado (el que heredará tu cuenta) solo tienes que ir a tu perfil de Facebook y entrar a Configuración. Después deberás entrar a Administrar cuenta donde ingresarás el nombre de perfil de la persona que se quedará con tu cuenta.

El Contacto legado tiene dos opciones:

Convertir tu perfil en una cuenta conmemorativa. La cuenta seguirá intacta y se le pondrá la frase “En memoria de…” antes del nombre de perfil. Los herederos que decidan mantener el perfil podrán publicar en la cuenta, aceptar solicitudes de amistad, cambiar foto de perfil y de portada, así como eliminar publicaciones anteriores.
Eliminar la cuenta de manera permanente. Existe la posibilidad de que, antes de eliminarla, pueda descargar parte de tu información (excepto mensajes privados). En el mismo apartado podrás seleccionar si quieres que descargue tus datos o no.