Como si no fuera suficiente la calidad de sus jugadores y la intensidad con que los preparen, la Selección alemana que asiste al Mundial de Rusia 2018 recolecta Big Data sobre sus rivales en el Grupo F -México. Corea del Sur y Suecia- rumbo a sus encuentros de la primera fase de la Copa.

De acuerdo con el técnico de las Mannschaft, Joachim Löw, sus jugadores requieren este tipo de información para crecer sus probabilidades de derrotar al rival. “Los jugadores de ahora son de otra generación, que necesita una estimulación visual”, dijo el estratega teutón. “No son simples receptores de órdenes, quieren ver y volver a ver por ellos mismos las acciones del juego bajo ángulos diferentes. Quieren información, críticas y, sobre todo, soluciones”, añadió.

El analista encargado de recabar la big data para los futbolistas se llama Urs Siegenthaler y su lema personal es: “Un partido se decide antes de que comience”.

Los seleccionados alemanes aprecian la importancia de contar con esta información y la ventaja que les da. “Cuando cometemos un error de situación o de pase, en la grada, en la televisión, todo el mundo puede ver instantáneamente lo que se hubiera tenido que hacer, pero nosotros en el campo tenemos una visión diferente”, afirma el volante defensivo Joshua Kimmich.

“En vídeo se ven las otras opciones que se nos planteaban. A largo plazo, este trabajo brinda los pilares para mejorar, si uno analiza las propias debilidades con un ojo crítico”, subraya.

Entre las virtudes del sistema alemán está la eficacia con el uso del tiempo, evitando tener que revisionar partidos enteros, algo especialmente valioso en un torneo donde hay encuentros cada pocos días. En la opinión del equipo, las posibilidades de la informática y el uso que de ellas hace Löw supone “del 5 al 10% para el éxito del equipo”.

México se mide a Alemania en su debut mundialista este domingo 17 de junio a las 10:00 hrs. de la mañana. Los teutones son favoritos sobre los Tricolor sobre los mexicanos que llegan a Rusia 2018.